Suplementos de hierro

El hierro es un mineral vital para tu salud. Todas las células contienen hierro, pero la mayor parte se encuentra en los glóbulos rojos, quienes transportan oxígeno desde los pulmones hacia los órganos y tejidos de todo el cuerpo. El hierro tiene un papel importante en la creación de energía a partir de los nutrientes y contribuye a la transmisión de los impulsos nerviosos que hacen funcionar a nuestro organismo.

Es posible que recibas todo el hierro necesario a través de los alimentos que consumes cada día, pero en ciertas situaciones y condiciones puedes requerir la adición de suplementos de hierro a tu dieta.

Razones para necesitar tomar suplementos de hierro

Tienes anemia por deficiencia de hierro. Si tienes anemia por deficiencia de hierro significa que no hay suficiente hierro en tu cuerpo para que las células rojas de la sangre transporten el oxígeno de manera efectiva a las células y tejidos. Los síntomas de la anemia incluyen fatiga, debilidad, mareos, dificultad para concentrarse.

La anemia ferropénica es la forma más común de anemia en muchos países. Las causas más comunes incluyen la menstruación, especialmente si el flujo es abundante o prolongado, la enfermedad de úlcera péptica, el cáncer en el tracto digestivo, la pérdida de sangre por un traumatismo o la donación de sangre, la hemorragia digestiva por el uso prolongado de medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno.

PUBLICIDAD

Nota: Cocinar en una sartén de hierro fundido puede dar un gran impulso a la cantidad de hierro que obtienes de los alimentos.

Quedaste embarazada. Las mujeres embarazadas necesitan más hierro que las que no lo están. De acuerdo con la opinión de los expertos, la cantidad diaria de hierro recomendada para las mujeres embarazadas es de 27 mg al día.

Tienes una menstruación abundante. La menstruación agota las reservas de hierro, por lo que se dice que aproximadamente un 9% de las mujeres y niñas entre 12 y 49 años tienen una deficiencia de hierro, especialmente aquellas que tienen períodos muy abundantes o prolongados.

Ejercicio. Las personas que hacen ejercicio intenso pueden necesitar hasta 30% más hierro que los adultos menos activos. Todavía no se tiene una explicación clara para esto, pero una teoría plantea que los ciclos de hierro atraviesan el cuerpo más rápidamente en las personas que hacen ejercicio vigoroso.

Experimentas pérdidas de sangre regulares. Las personas que experimentan pérdida excesiva de sangre con frecuencia necesitan un suplemento de hierro. Los donantes regulares de sangre y las personas que tienen hemorragias gastrointestinales, debido a medicamentos o condiciones como úlceras y cáncer, están en mayor riesgo.

Estás en proceso de diálisis. Muchas personas que están en diálisis renal necesitan más hierro, ya que pierden una pequeña cantidad de sangre durante el proceso. Por otra parte las dietas recomendadas para la diálisis a menudo limitan la ingesta de hierro, así como algunos medicamentos interfieren con la capacidad de absorción.

Tomas medicamentos que afectan la absorción del hierro. Ciertos medicamentos pueden interferir con la capacidad del cuerpo para absorber el hierro. Estos incluyen medicamentos antiácidos y algunos antibióticos, como las quinolonas y tetraciclinas. Otros medicamentos que pueden agotar el hierro incluyen:

  • La ranitidina y omeprazol (para úlceras, acidez estomacal y otros problemas de estómago)
  • El colestipol y colestiramina (para bajar el colesterol)

Nota: La enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn y las enfermedades autoinmunes también pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber el hierro.

Sobre los suplementos de hierro

Los suplementos de hierro pueden tomarse en forma de cápsulas, comprimidos, comprimidos masticables y líquidos. El tamaño de la tableta más común es 325 mg (sulfato ferroso).

Es preciso que su médico le indique la cantidad de pastillas que debe tomar cada día y cuándo debe tomarlas. Tomar más hierro del que nuestro cuerpo necesita puede causar problemas graves.

Generalmente los recuentos sanguíneos vuelven a la normalidad después de 2 meses de tratamiento, sin embargo se suele continuar tomando los suplementos durante varios meses para construir las reservas de hierro en la médula ósea.

Consejos para tomar suplementos de hierro

El hierro se absorbe mejor con el estómago vacío. Pero los suplementos de hierro pueden causar calambres estomacales, náuseas y diarrea en algunas personas. Es posible que necesites tomarlos acompañados de una pequeña cantidad de comida para evitar este problema.

La leche, el calcio y los antiácidos no deben tomarse al mismo tiempo que los suplementos de hierro. Debes esperar al menos 2 horas después de consumir estos alimentos para tomar los suplementos.

Otros alimentos que no debes comer al mismo tiempo que tomas el hierro son:

  • Los alimentos ricos en fibra, como cereales integrales, verduras crudas y el salvado.
  • Los alimentos o bebidas con cafeína

Algunos médicos sugieren tomar un suplemento de vitamina C o beber jugo de naranja junto con el suplemento de hierro, ya que esto puede ayudar a absorber mejor el mineral.

Informa a tu médico sobre todos los medicamentos que estás tomando. Las tabletas de hierro pueden hacer que otros medicamentos no funcionen tan bien. Por ejemplo la tetraciclina, l penicilina, la ciprofloxacina y los fármacos utilizados para la enfermedad de Parkinson y las convulsiones. Espera por lo menos 2 horas entre las dosis de estos fármacos y tu suplemento de hierro.

Efectos secundarios

El estreñimiento y la diarrea son muy comunes. Si el estreñimiento se convierte en un problema, puedes tomar un ablandador de heces, beber mucha agua o consumir alimentos ricos en fibra.

Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir con dosis más altas, pero pueden ser controlados si tomas el hierro en cantidades más pequeñas.

Tener heces negras es normal al tomar tabletas de hierro. De hecho esto se percibe como una señal de que los suplementos están funcionando correctamente. Habla con tu médico de inmediato si:

  • Las heces son de aspecto alquitranado, así como negro
  • Si tienen rayas rojas
  • Si ocurren calambres, dolores agudos o dolor en el estómago

Ten en cuenta que las formas líquidas de hierro pueden manchar los dientes.

  • Trata de mezclar la dosis con agua u otros líquidos (jugo de fruta o zumo de tomate), para tomarlo con una pajita.
  • Las manchas de hierro en los dientes pueden ser removidas cepillando los dientes con bicarbonato de sodio o peróxido.

Mantén los suplementos en un lugar fresco. Los botiquines de baño pueden ser demasiado cálidos y húmedos, lo que puede hacer que las píldoras se desmoronen. Igualmente deben estar fuera del alcance de los niños. Si un niño se traga una pastilla de hierro, acude a una consulta de emergencia lo antes posible.

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

PUBLICIDAD

Publicado por: Luis L. Leyva. Ultima revisión: septiembre 5, 2018

¿Te ha sido de ayuda este artículo? Por favor comparte esta página en tus redes sociales para que la información llegue a otras personas que también la necesiten. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchas gracias!

⇩ ⇩ ⇩