Ferritina alta

En pocas palabras, la ferritina alta generalmente indica que existe un exceso de esta proteína en el organismo, casi siempre generado por un exceso de hierro.

¿Qué es la ferritina?

La ferritina es la proteína que se encarga de almacenar el hierro en nuestras células; por un lado evita que hayan niveles elevados de hierro circulando en el torrente sanguíneo, y por otro lado nos ayuda a tener reservas de hierro disponibles en caso de deficiencia. Mientras mayores sean los niveles de hierro en el organismo, mayores serán los niveles de ferritina.

Sin embargo, esta no es la única causa asociada a la ferritina elevada, también conocida como hiperferritinemia. Existen otros factores a tener en cuenta, de los cuales estaremos hablando a continuación.

Causas de la Ferritina Alta

Una persona puede tener valores altos de ferritina por diferentes causas, casi siempre relacionadas al exceso de hierro o a ciertas reaciones inflamatorias.

La ferritina alta es común en personas que:

  • Ingieren grandes cantidades de hierro
  • Padecen algún trastorno sanguíneo
  • Padecen de hepatitis crónica
  • Tienen obesidad
  • Se han sometido a una terapia de transfusión

El exceso de ferritina también puede ser el síntoma de varias enfermedades, como la enfermedad hepática alcohólica, el hipertiroidismo, la anemia megaloblástica, el linfoma de Hodgkin, la anemia hemolítica, entre otras.

Incluso se ha planteado que algunas personas presentan una predisposición genética que las hace más propensas a tener siempre la ferritina alta en sangre. Un ejemplo claro de este factor genético es la hemocromatosis.

La hemocromatosis es una enfermedad que dispara la ferritina hasta alcanzar valores muy altos. Quienes la padecen no son capaces de metabolizar el hierro en su cuerpo, de ahí que la ferritina aumente constantemente para tratar de almacenarlo. El exceso de hierro en el organismo resulta perjudicial a largo plazo, pudiendo causar problemas serios de salud, por ejemplo diabetes, problemas con la función hepática, alteraciones en la piel.

Las personas que padecen de talasemia también suelen tener niveles de ferritina altos. Esta condición es un trastorno de la sangre, en el cual el cuerpo no produce suficiente hemoglobina ni glóbulos rojos. Debido a que es una causa potencial para desarrollar anemia severa, los pacientes con talasemia deben someterse a transfusiones de sangre frecuentemente.

Retomando las causas no genéticas de la ferritina alta, es importante señalar que muchas veces los niveles altos en la prueba de ferritina pueden señalar la presencia de procesos inflamatorios e infecciosos. La proteína se considera un reactivo de fase aguda, eso significa que sus niveles se elevan cuando el cuerpo se enfrenta a un factor de estrés. De ahí que algunos investigadores sugieran que los niveles de ferritina se elevan cuando el organismo está tratando de eliminar bacterias, o en presencia de condiciones inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide y el lupus.

Quiz: ¿Qué sabes sobre la sangre?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre la sangre que corre por tus venas.
> Sí, quiero saber >

En el caso de las mujeres que padecen la anorexia nerviosa, la ferritina alta es otro síntoma común, posiblemente debido a la contracción del volumen sanguíneo circulante y a la disminución en la pérdida de hierro por la ausencia o reducción del sangrado menstrual.

La Ferritina Alta y el Cáncer

Debido a que la ferritina tiene como función princiapl el almacenamiento del hierro en el organismo, siempre ha sido relacionada con el metabolismo de este mineral. Sin embargo, en los últimos tiempos los científicos han descubierto nuevas funciones de la ferritina. 

Según los nuevos hallazgos publicados en la Revista de Ciencia y Terapia del Cáncer (Journal of Cancer Science & Therapy), se sugiere que hay un vínculo entre la ferritina y varios factores asociados al cáncer, como la proliferación celular, la evasión del supresor del crecimiento, la inhibición de la muerte celular, la inmortalización, la angiogénesis, la invasión, la metástasis y la inmunomodificación.

Se ha observado que algunos pacientes con cáncer muestran niveles altos en la prueba de ferritina sérica. Enfermedades como la leucemia y el linfoma de Hodgkin suelen estar asociadas con valores elevados de esta proteína, ya que de hecho, las células cancerosas también pueden producirla.

La mayoría de la evidencia revelada indica que la ferritina elevada en las células cancerosas podría relacionarse con la progresión del cáncer, la resistencia a las terapias y la obtención de un mal pronóstico. Al participar directa o indirectamente en las vías relacionadas con el cáncer, la ferritina ha sido propuesta como un objetivo prometedor para la terapia contra el cáncer.

Síntomas de la Ferritina Alta

En la etapa inicial, los síntomas de la ferritina elevada generalmente pasan desapercibidos, pero a medida que pasa el tiempo comienzan a surgir algunos signos identificables. La deposición y el exceso de hierro en el cuerpo, especialmente en las articulaciones, suele causar los siguientes síntomas:

  • Dolor articular
  • Letargo, mareo, dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el abdomen
  • Problemas cardíacos

Algunos casos de ferritina alta experimentan oscurecimiento de la piel, pérdida de cabello corporal, e incluso daño en los órganos

Examen de Ferritina Alta

Se puede determinar si una persona tiene la ferritina alta mediante dos análisis de sangre simples: prueba de saturación de transferrina (permite diferenciar si la ferritina alta se debe al exceso de hierro o a otras causas) y prueba de ferritina sérica. Como ya se ha explicado, el nivel de ferritina en suero está directamente relacionado con la cantidad de hierro presente en el torrente sanguíneo. Por tanto, si estas pruebas muestran valores altos de hierro, es necesario realizar otros análisis de sangre, como la capacidad total de fijación de hierro y la capacidad de unión al hierro no saturado.

Estas pruebas deben realizarse en ayunas, sin haber comido carne la noche anterior, sin haber tomado suplementos de hierro durante 12 horas, ni suplementos de vitamina B12 durante 48 horas antes de la extracción. De esta forma se podrán obtener resultados más confiables, según los valores normales de referencia de la ferritina. Siempre es recomendable hacer la extracción de sangre por la mañana, ya que los niveles de hierro cambian a lo largo del día, siendo más altos justo después de despertar.

Tratamiento para la Ferritina Alta

El tratamiento tiene como objetivo principal restablecer los valores normales de ferritina. Existen  varios enfoques para bajarla, uno de ellos es la flebotomía terapéutica, un procedimiento que consiste en extraer sangre del cuerpo, por lo general una o dos veces a la semana, hasta que el hierro y la ferritina bajen a niveles normales. El valor de ferritina debe ser evaluado continuamente durante el tratamiento. Su duración y frecuencia dependen de factores como el sexo, la edad, el motivo de diagnóstico y la gravedad de los síntomas.

Una vez que se hayan alcanzado niveles óptimos de ferritina, las sesiones de extracción se reducen a 2-3 veces al año, pero esto puede variar de un paciente a otro dependiendo de los síntomas, los niveles de ferritina sérica y la hemoglobina. En determinados casos, se recomienda que el paciente done sangre de forma regular.

Otra opción de tratamiento es la ingesta de quelatos o quelación. La quelación es el proceso de eliminación de un metal pesado de la corriente sanguínea. Los agentes quelantes se unen al metal y favorecen su eliminación. El ácido fítico (presente en el casco de las nueces y semillas), los aminoácidos naturales y el ácido etilendiaminotetraacético (EDTA) son buenos quelatos. La quelación debe realizarse solo después de consultar a un especialista, y el proceso debe ser supervisado cuidadosamente, ya que estos quelatos también se unen con otros metales, como el zinc, y minerales como el calcio; su ingesta excesiva puede dar lugar a deficiencias nutricionales en el organismo.

Un paso importante para bajar la ferritina alta es el cuidado de la dieta. Por supuesto, es necesario que la persona disminuya el consumo de alimentos ricos en hierro, como la espinaca, los frijoles, el pan, los cereales fortificados, la carne roja, pasas, melocotones, albaricoques, etc. Además debe dejar de tomar suplementos que contengan hierro. Un buen consejo alimenticio es no consumir demasiada vitamina C, ya que esta mejora la absorción y fijación del hierro en la sangre. (Ver: La mejor dieta para la ferritina alta)

Si una persona ha sido diagnosticada con hiperferritinemia, es muy importante que siga las indicaciones de su médico y no se auto-medique. Téngase en cuenta que al igual que la ferritina alta puede ser un síntoma de alarma, la ferritina baja también requiere evaluación médica.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.