Deficiencia de hierro en niños: Una guía para los padres

La deficiencia de hierro en niños puede afectar el desarrollo y conducir a la anemia. Para saber la cantidad de hierro que necesita su hijo, las mejores fuentes de hierro y más continúe leyendo.

¿Está su hijo recibiendo suficiente hierro en su dieta? Averigüe que provoca la deficiencia de hierro en los niños, cómo reconocerlo y cómo prevenirlo.

¿Por qué es importante el hierro para los niños?

El hierro es un nutriente esencial para el crecimiento y desarrollo de su hijo. El hierro ayuda a transportar el oxígeno desde los pulmones hasta el resto del cuerpo y ayuda a los músculos en el uso de oxígeno. Si la dieta de su hijo carece de hierro, él o ella pueden desarrollar una condición llamada deficiencia de hierro.

La deficiencia de hierro en los niños puede ocurrir en muchos niveles, desde reservas de hierro disminuidas por la anemia (trastorno en el que la sangre carece de glóbulos rojos sanos adecuados). Los glóbulos rojos transportan el oxígeno a los tejidos del cuerpo, proporcionando energía y dándole a la piel un color saludable. Si no se trata la deficiencia de hierro en los niños puede causar retrasos físicos y mentales en áreas tales como caminar y hablar.

PUBLICIDAD

¿Cuánto hierro necesitan los niños?

Los bebés nacen con hierro almacenado en el cuerpo, pero necesitan una cantidad constante de hierro adicional para impulsar su crecimiento y desarrollo. He aquí una guía para las necesidades de hierro a ciertas edades:

Cantidad recomendada de hierro al día por edad:

  • 7 a 12 meses – 11 miligramos
  • 1 a 3 años – 7 miligramos
  • 4 a 8 años – 10 miligramos
  • 9 a 13 años – 8 miligramos
  • 14 a 18 años, niñas – 15 miligramos
  • 14 a 18 años, niños – 11 miligramos

¿Cuáles son los factores de riesgo para la deficiencia de hierro en los niños?

Los bebés y los niños con mayor riesgo de deficiencia de hierro son:

  • Los bebés que nacen antes de tiempo, más de tres semanas antes de su fecha de vencimiento o tienen un bajo peso al nacer
  • Los bebés que toman leche de vaca antes de 1 año de edad
  • Los niños alimentados con leche materna que no reciben alimentos complementarios que contengan hierro después de los 6 meses de edad
  • Los bebés que toman fórmula no fortificada con hierro
  • Los niños de 1 a 5 que beben más de 24 onzas (710 mililitros) de leche de vaca, leche de cabra o leche de soya al día
  • Los niños que tienen ciertas condiciones de salud, como infecciones crónicas o dietas restringidas

Las adolescentes también tienen un mayor riesgo de deficiencia de hierro debido a que sus cuerpos pierden hierro durante la menstruación.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la deficiencia de hierro en los niños?

Muy poco hierro puede dañar la habilidad del niño para funcionar, sin embargo, la mayoría de los signos y síntomas de la deficiencia de hierro en niños no aparecen hasta que se produce la anemia por deficiencia de hierro. Los signos y síntomas de la anemia por deficiencia de hierro son:

  • Fatiga o debilidad
  • Piel pálida
  • Falta de apetito
  • Dificultad para respirar
  • Irritabilidad
  • Inflamación de la lengua
  • Dificultad para mantener la temperatura corporal
  • Aumento de la probabilidad de infecciones
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Problemas de conducta
  • Antojos inusuales de sustancias no nutritivas, tales como hielo, tierra o almidón puro

¿Cómo se puede prevenir la deficiencia de hierro en los niños?

Tome medidas para prevenir la deficiencia de hierro en el niño prestando atención a su dieta. Por ejemplo:

Dele el pecho o utiliza la fórmula fortificada con hierro. Hasta que su hijo cumpla 1 año se recomienda la lactancia. El hierro de la leche materna se absorbe más fácilmente que el hierro que se encuentra en la fórmula. Si la lactancia materna no es posible, use fórmula fortificada con hierro. La leche de vaca no es una buena fuente de hierro para los bebés y no se recomienda para niños menores de 1 año de edad.

Fomentar una alimentación equilibrada. Cuando comience a alimentar a si bebé con sólidos (normalmente entre los 4 y 6 meses) aliméntelo con alimentos con hierro añadido, como granos y cereales para bebés fortificados con hierro. Para los niños mayores, algunas buenas fuentes de hierro incluyen las yemas de huevo, carnes rojas, pollo, pescado, frijoles y vegetales de hojas verdes. Limite los alimentos altos en calorías y bajos en vitaminas y minerales, como la sal y las papas fritas.

Mejora la absorción. La vitamina C ayuda a promover la absorción de hierro en la dieta. Aunque el jugo de cítricos no se recomienda para niños menores de 1 año de edad, puedes ayudar al niño a absorber el hierro ofreciéndole otros alimentos ricos en vitamina C (como el melón, fresas, albaricoques, kiwis, brócoli, tomates y patatas).

Considere suplementos de hierro. Si su bebé nació prematuramente o con bajo peso al nacer o si está amamantando a un bebé después de 6 meses de edad y no está comiendo dos o más porciones al día de alimentos ricos en hierro, como cereales fortificados o puré de carne, hable con el médico del bebé acerca de los suplementos de hierro por vía oral.

¿Cómo detectar la deficiencia de hierro en mi hijo?

La deficiencia de hierro y la anemia ferropénica suelen ser diagnosticados mediante pruebas de sangre. Algunos expertos recomiendan que todos los bebés sean examinados para la anemia por deficiencia de hierro entre los 9 y 12 meses, y a los 6 meses posteriores. Otros lo recomiendan sólo  a los niños de 6 a 12 meses que tienen un mayor riesgo de desarrollar anemia por deficiencia de hierro. Pregúntele al médico acerca de sus recomendaciones para la detección, especialmente si estás preocupado acerca de la deficiencia de hierro. Esté preparado para proporcionar detalles sobre la dieta de su niño.

Dependiendo de las circunstancias y los posibles resultados de la prueba, el médico puede recomendar un suplemento de hierro oral o un multi-vitamínico diario.

La deficiencia de hierro en los niños se puede prevenir para mantener el crecimiento y desarrollo de su hijo constante, preste atención a la cantidad de hierro que su hijo recibe a través de su dieta, y hable con el médico de su hijo acerca de la necesidad de pruebas de detección de la enfermedad y suplementos de hierro.

PUBLICIDAD

Publicado por: Luis L. Leyva. Ultima revisión: septiembre 5, 2018

¿Te ha sido de ayuda este artículo? Por favor comparte esta página en tus redes sociales para que la información llegue a otras personas que también la necesiten. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchas gracias!

⇩ ⇩ ⇩