¿Cómo bajar los niveles de ferritina?

La ferritina es una de las proteínas esenciales en el cuerpo, que controla la absorción y liberación de hierro. Es extremadamente importante para mantener la buena salud y el bienestar de nuestro organismo. Es una proteína compleja que se compone aproximadamente de 24 subunidades y su función principal es mantener los niveles de hierro en el cuerpo de forma más segura y no tóxica.

Cualquier aumento o disminución en los niveles de ferritina afecta directamente la secreción de hierro y todo el sistema sanguíneo. Ciertos factores como la predisposición genética, la terapia de transfusión de sangre, los trastornos de la sangre, las enfermedades del hígado pueden contribuir a niveles de ferritina muy altos. A su vez el aumento en estos niveles provoca síntomas como fatiga, enfermedades de la piel y enfermedades cardiovasculares graves. En estos casos se aplican tratamientos y terapias específicas para disminuir los niveles de ferritina.

Cómo disminuir los niveles de ferritina en sangre

Los altos niveles de ferritina se detectan fácilmente con la ayuda de un análisis de sangre. El rango normal de ferritina para los hombres es entre 12 y 300 ng/ml (nanogramos por mililitro), mientras que para las mujeres es de 12 a 150 ng/ml. Cualquier fluctuación significativa en estos niveles se considera una perturbación. En tales casos el médico puede recetar medicamentos específicos para recuperar un rango normal de ferritina, pero el paciente también puede mejorar su condición poniendo en práctica las siguientes sugerencias.

Limitar el consumo de hierro

El hierro es el componente básico que determina los niveles de ferritina en sangre. Cuando una persona es diagnosticada con niveles de ferritina altos, debe tomar medidas para controlar estos niveles y evitar que sigan aumentando. El hierro es uno de los principales componentes de los alimentos que consumimos a diario. Por tanto si se quieren controlar los niveles de hierro y ferritina es necesario evitar todos los alimentos ricos en hierro, por ejemplo las verduras verdes, maíz, sandía, brócoli, papas, diversos tipos de granos, semillas, frutos secos, cereales como el arroz integral, pan de trigo integral, harina de avena, germen de trigo, entre otros. Si la persona está tomando cualquier suplemento dietético debe asegurarse de que no contiene hierro ni vitamina C, ya que esta favorece la absorción del hierro en la dieta. Evitar los alimentos que contienen levadura también es muy importante.

Quiz: ¿Qué sabes sobre la sangre?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre la sangre que corre por tus venas.
> Sí, quiero saber >

Donar sangre

La donación de sangre es una de las medidas más efectivas para bajar los niveles de ferritina. Según los expertos cuando se elimina cierta cantidad de sangre disminuye el contenido de hierro y también los niveles de ferritina. Por tanto se recomienda que los pacientes con altos niveles de ferritina donen sangre de manera frecuente, asegurándose de no tener restricciones como padecer el VIH / SIDA, la hepatitis u otras condiciones de salud.

Para reducir los niveles de ferritina también es fundamental evitar hábitos nocivos como el tabaquismo, el consumo de alcohol y mantenerse alejado de los alimentos que pueden causar ciertas infecciones, como los mariscos y la carne roja.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.