Ferritina baja

La ferritina es una pequeña proteína presente en la sangre. Esta proteína es una molécula extremadamente importante, pues se encarga de almacenar y controlar el hierro que se ingiere en la dieta. La ferritina almacena hierro en una forma no tóxica, pues el hierro libre es tóxico para el cuerpo. Por lo tanto, cuando una persona presenta síntomas de niveles bajos de ferritina, a continuación, se le realizan pruebas para detectar el mismo. El rango ideal de los niveles de ferritina sérica (ferritina en sangre) para los hombres es de 30 a 400 ng/ml y para las mujeres de 13 a 150 ng/ml. Por lo tanto, cuando existen niveles bajos de ferritina, los síntomas exhibidos incluyen los que se observan en las enfermedades como la anemia y el síndrome de piernas inquietas. Antes de entrar en los síntomas de los bajos niveles de ferritina, veamos que conduce a la disminución de los niveles de ferritina en la sangre.


Las causas de la baja de ferritina

Existen varias condiciones diferentes que pueden conducir a bajos niveles de ferritina. Se dice que el hipotiroidismo está, a menudo, implicado como una posible causa de los niveles bajos de ferritina. Esto se debe a que cuando hay bajos niveles de la hormona tiroidea, la cantidad de ácido clorhídrico secretado en el estómago es bastante menos, por lo tanto, hay bajos niveles de ferritina, lo que conduce a la disminución de la absorción del hierro. También se observa en otras enfermedades del tracto digestivo, en donde existe una mala absorción en el intestino.

Los niveles bajos de ferritina pueden ser causados ​​en las mujeres si sufren de sangrado menstrual abundante, o debido a la falta de hierro en su dieta. Por otra parte, las condiciones tales como las úlceras y el cáncer de colon pueden causar sangrado interno severo, causando que los niveles de ferritina se desplomen. Una deficiencia de ferritina puede estar indicada por síntomas tales como fatiga, irritabilidad y debilidad general. Se le puede recetar un suplemento de hierro, y se recomienda comer alimentos enriquecidos con hierro.

Síntomas de la ferritina baja

farritina bajaCuando el cuerpo posee bajos niveles de ferritina, los síntomas dependen de la causa subyacente responsable de la disminución en la cantidad de ferritina en la sangre. Sin embargo, el síntoma más común que se ven son los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro. En esta condición, los síntomas de la baja de ferritina incluyen debilidad severa, fatiga, bajos niveles de energía, el agotamiento mental y físico, piel pálida, dolor de cabeza, etc. Básicamente, todos estos síntomas se observan pues, como existe una deficiencia de hierro en la sangre, también habrá niveles bajos de hemoglobina y hematocrito, lo que dará lugar a una disminución de la cantidad de oxígeno que llega a las células. Por lo tanto, se notará fatiga y debilidad general. Otros síntomas de la anemia incluyen piel frágil, pérdida del cabello, irritabilidad, quedarse sin aliento al hacer cualquier tipo de actividad física intensa. Si el cuerpo tiene niveles muy bajos de ferritina, los síntomas serán más graves, como mareos, depresión, dificultad para tragar, falta de memoria, etc.

Los calambres en las piernas también son un síntoma común cuando los niveles de esta proteína son bajos. De hecho, los niveles bajos de ferritina han sido asociados con el síndrome de piernas inquietas, en la que existe una necesidad irresistible de mover constantemente las piernas debido a la incomodidad constante, que puede ser de naturaleza leve o grave. A uno de cada cinco casos de personas que se quejan de este síndrome se lo diagnostica con anemia por deficiencia de hierro y ferritina baja. Si una persona tiene hipotiroidismo, entonces, además de los síntomas asociados a los bajos niveles de oxígeno y de hierro en el cuerpo, también muestran síntomas de hipotiroidismo, como letargo, somnolencia, disminución de la tasa metabólica, aumento de peso, intolerancia hacia el frío, etc. Por lo tanto, los tipos y la gravedad de los síntomas causados por la deficiencia de ferritina dependen en gran medida de la causa subyacente, sin embargo, los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro estarán casi siempre presentes.

Análisis de ferritina baja

La prueba de hierro sérico, prueba de ferritina, TIBC (capacidad total de fijación del hierro) y UIBC (capacidad de fijación del hierro no saturado) son algunas de los análisis y pruebas de diagnóstico que se llevan a cabo generalmente con el fin de determinar los niveles de hierro en el cuerpo. Fuera de estos, la prueba de ferritina ayuda en la determinación de la capacidad de almacenamiento del hierro total del cuerpo. En circunstancias normales, los niveles de ferritina en los hombres deben estar dentro de la gama de 12 a 300 nano gramos por mililitro, mientras que para las mujeres, los niveles de ferritina normales deben estar dentro de 12 a 150 nano gramos por mililitro. Si los resultados de las pruebas revelan niveles bajos de ferritina, entonces los médicos deberán investigar más a fondo a fin de identificar las razones de los niveles de ferritina deficiente.

No deberá tomar suplementos de hierro durante 12 horas o suplementos de vitamina B12 durante 48 horas antes de la extracción de sangre para un análisis de ferritina. Además, lo mejor será realizar la extracción de sangre por la mañana, ya que los niveles de hierro cambian a lo largo del día, y son más altos justo después de despertar.

Tratamiento para la ferritina baja

Aumentar la ingesta dietética de hierro: La ferritina baja indica una deficiencia de hierro, y el consumo de alimentos ricos en hierro es la mejor manera de restaurar los niveles normales de ferritina. El consumo de alimentos enriquecidos con hierro, como las almejas, pollo, carne roja magra, ostras, hígado, pavo, miel, queso de soja, higos, pasas y los cereales fortificados con hierro, sin duda, resultarán beneficiosos. Aunque las fuentes de hierro hemo (fuentes de hierro animal) se absorben más fácilmente que las fuentes no hemo (fuentes de hierro vegetal), si usted es vegetariano, deberá incluir alimentos ricos en hierro, como semillas de calabaza, frijoles, verduras de hoja verde , soya, espinaca cocida, garbanzos, harina de avena, camote y brócoli a su dieta. Dado que el consumo excesivo de bebidas con cafeína puede tener un efecto adverso en la absorción de hierro, se debe reducir la ingesta de dichas bebidas. La vitamina C ayuda en la absorción de hierro, y el consumo de alimentos enriquecidos con hierro, junto con alimentos que contienen vitamina C será de gran ayuda en la elevación de los niveles de ferritina.

Suplementos de hierro: Si hacer estas modificaciones en la dieta no está dando el resultado deseado, también puede tomar suplementos de hierro. Si se detecta ferritina baja pronto, la suplementación puede evitar que se desarrolle una anemia grave por deficiencia de hierro. Sería mejor, sin embargo, consultar a un médico para determinar la dosis adecuada necesaria para corregir el desequilibrio. Será mejor tomar sales de hierro ferroso, ya que tienen un alto contenido de hierro elemental. El hierro elemental, básicamente, significa la cantidad de hierro en la píldora que es absorbida por el cuerpo. El sulfato ferroso, gluconato ferroso y fumarato ferroso figuran en la lista de sales de hierro que contienen la mayor cantidad de hierro elemental. La dosis, sin embargo, dependerá de la condición del paciente. Siempre debes cumplir con la dosis prescrita, y bajo ninguna circunstancia cambiar la dosis por tu cuenta.

Los malos hábitos alimenticios emergen como una de las causas más comunes de los niveles bajos de ferritina, sin embargo, la pérdida severa de sangre, o una condición médica subyacente también podrían ser responsables de la reducción de los niveles de ferritina. Si la prueba de ferritina y otros análisis de sangre revelan niveles de ferritina anormales, deberá hacerse un chequeo médico exhaustivo. Aunque la modificación de su dieta y los suplementos de hierro pueden, sin duda, ayudarle en gran medida, en algunos casos, puede ser necesario el tratamiento de la condición médica subyacente para elevar los niveles de ferritina en sangre.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.