Anemia ferropénica

Definición


La anemia ferropénica es un tipo común de anemia (trastorno en el que la sangre carece de glóbulos rojos sanos adecuados). Los glóbulos rojos transportan el oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Como su nombre implica, la anemia por deficiencia de hierro se debe a la insuficiencia de hierro. Sin suficiente hierro, el cuerpo no puede producir suficiente hemoglobina, sustancia presente en los glóbulos rojos que les permite trasladar oxígeno. Como resultado, la anemia por deficiencia de hierro puede dejarnos cansados y sin aliento.

Generalmente, se puede corregir la anemia por deficiencia de hierro con suplementos de hierro. A veces son necesarios tratamientos adicionales para la anemia ferropénica, especialmente si se está sangrando internamente.

Síntomas

Inicialmente, la anemia por deficiencia de hierro, o ferropénica  puede ser tan leve que pasa desapercibida. Pero a medida que el cuerpo se vuelve más deficiente en hierro, y la anemia empeora, los signos y síntomas se intensifican.

Los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro pueden incluir:

  • Fatiga extrema 
  • Piel pálida 
  • Debilidad 
  • Dificultad para respirar 
  • Dolor de cabeza 
  • Mareos o aturdimiento 
  • Manos y pies fríos 
  • Irritabilidad 
  • Inflamación o dolor de la lengua 
  • Uñas quebradizas 
  • Ritmo cardíaco acelerado 
  • Antojos inusuales de sustancias no nutritivas, tales como hielo, tierra o almidón 
  • Falta de apetito, especialmente en lactantes y niños 
  • Un hormigueo incómodo en las piernas (Síndrome de las piernas inquietas)

Cuándo consultar a un médico

medicosSi usted o su hijo presentan signos y síntomas que sugieren anemia por deficiencia de hierro, consulte a su médico. La anemia ferropénica no es algo que uno mismo pueda diagnosticar o tratar. Así que deberá ver a su médico para obtener un diagnóstico en lugar de tomar suplementos de hierro por su cuenta. La sobrecarga del cuerpo con hierro puede ser peligrosa debido a que la acumulación de exceso de hierro puede dañar el hígado y causar otras complicaciones.

Causas

La anemia ferropénica se produce cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro para producir hemoglobina. La hemoglobina es la parte de los glóbulos rojos que le da a la sangre su color rojo y permite que las células rojas de la sangre transporten el oxigeno a todo el cuerpo. Si no consumes suficiente hierro, o si estás perdiendo demasiado hierro, tu cuerpo no puede producir suficiente hemoglobina,  y finalmente desarrollaras anemia por deficiencia de hierro.


Las causas de la anemia por deficiencia de hierro son:

Pérdida de sangre. La sangre contiene hierro dentro de las células rojas. Así que si pierdes sangre, pierdes hierro. Las mujeres con menstruaciones abundantes están en riesgo de anemia por deficiencia de hierro pues pierden sangre durante la menstruación. La pérdida crónica de sangre en el cuerpo (por ejemplo, de una úlcera péptica, hernia hiatal, un pólipo de colon o cáncer colorrectal) puede causar anemia por deficiencia de hierro. El sangrado gastrointestinal puede resultar del uso regular de ciertos analgésicos de venta libre, especialmente aspirina.

Falta de hierro en su dieta. El cuerpo obtiene regularmente hierro de los alimentos que consume. Si consumes muy poco hierro, con el tiempo su cuerpo puede llegar a tener niveles deficientes de hierro. Ejemplos de alimentos ricos en hierro son las carnes, huevos, verduras de hoja verde y los alimentos fortificados con hierro. Para el crecimiento y desarrollo adecuados, los bebés y los niños necesitan también hierro en su dieta.

Incapacidad de absorber el hierro. El hierro de los alimentos se absorbe hacia el torrente sanguíneo en el intestino delgado. Un trastorno intestinal, como la enfermedad celíaca, que afecta la capacidad del intestino para absorber los nutrientes de los alimentos digeridos, puede conducir a la anemia ferropénica. Si una parte de su intestino delgado ha sido anulada o extirpada quirúrgicamente, esto puede afectar a su capacidad para la absorción de hierro y otros nutrientes.

embarazoEmbarazo. Sin suplementos de hierro, la anemia por deficiencia de hierro se produce en muchas mujeres embarazadas debido a que sus reservas de hierro deben servir al propio aumento del volumen sanguíneo, así como ser una fuente de hemoglobina para el feto en crecimiento.

Factores de riesgo

Estos grupos de personas pueden tener un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro:

Mujeres. Dado que las mujeres pierden sangre durante la menstruación, las mujeres en general tienen un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro.

Bebés y niños. Los niños, especialmente los que tuvieron bajo peso al nacer o son prematuros, que no reciben suficiente hierro de la leche materna, podrían estar en riesgo de deficiencia de hierro. Los niños necesitan hierro adicional durante su período de crecimiento. Si su hijo no posee dieta saludable y variada, él o ella pueden estar en riesgo de anemia.

Vegetarianos. Las personas que no comen carne pueden tener un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro si no comen otros alimentos ricos en hierro.

Donantes de sangre frecuentes. Las personas que donan sangre de forma rutinaria pueden tener un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro, ya que la donación de sangre puede agotar las reservas de hierro. La hemoglobina baja en relación con la donación de sangre, lo que puede ser un problema temporal si se tiene una dieta rica en hierro.

Complicaciones

La anemia por deficiencia de hierro leve por lo general no causa complicaciones, sin embargo, si no se trata, la anemia por deficiencia de hierro puede llegar a ser grave y conducir a problemas de salud, incluyendo los siguientes:

Problemas del corazón. La anemia por deficiencia de hierro puede conducir a latidos rápidos e irregulares del corazón. Su corazón debe bombear más sangre para compensar la falta de oxígeno transportado en la sangre cuando se tiene anémica. Esto puede llevar a un agrandamiento del corazón o insuficiencia cardíaca.

Problemas durante el embarazo. En las mujeres embarazadas, la anemia por deficiencia de hierro grave se ha relacionado con los partos prematuros y bebés de bajo peso al nacer. Pero la condición es fácilmente evitable en mujeres embarazadas que reciben suplementos de hierro como parte de su cuidado prenatal.

Problemas de crecimiento. En los lactantes y niños, la deficiencia de hierro grave puede llevar a la anemia, así como retraso en el crecimiento y desarrollo. Además, la anemia por deficiencia de hierro se asocia con un aumento de la susceptibilidad a las infecciones.

Preparándose para su cita

Haga una cita con su médico si tiene cualquier signo o síntoma que le preocupe. Si es diagnosticado con anemia por deficiencia de hierro, puede necesitar análisis para buscar la causa de la pérdida de sangre, incluyendo pruebas para examinar el tracto gastrointestinal.

Aquí hay alguna información para ayudarle a prepararse para su cita, y qué esperar de su médico.

Lo que puedes hacer

  • Anote los síntomas que está experimentando, incluidos los que pueden parecer ajenos a la razón por la cual programó la cita. 
  • Anote información personal clave, incluida las principales tensiones o cambios recientes de su vida. 
  • Haga una lista de todos los medicamentos, así como de cualquier tipo de vitaminas o suplementos que esté tomando. 
  • Anote las preguntas para hacerle a su médico.

Su tiempo con su médico es limitado, por lo que la preparación de una lista de preguntas le ayudará a sacar el máximo provecho de su tiempo. Para la anemia por deficiencia de hierro, algunas de las preguntas básicas para preguntarle a su médico incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable de los síntomas? 
  • ¿Hay otras posibles causas de mis síntomas? 
  • ¿Mi condición es probablemente temporal o crónica? 
  • ¿Qué tratamiento me recomienda? 
  • ¿Existen alternativas al enfoque principal que me está sugiriendo? 
  • Tengo otro problema de salud. ¿Cómo puedo manejarlos mejor juntos? 
  • ¿Existen restricciones en la dieta que tengo que seguir? 
  • ¿Existen folletos u otro material impreso que puedo llevar conmigo? ¿Qué sitios me recomienda?

Además de las preguntas que ha preparado para su médico, no dude en hacer otras preguntas durante su cita.

¿Qué esperar de su médico?

Su médico probablemente le realizará una serie de preguntas. Para estar preparados para responderlas puede reservar tiempo para repasar los puntos que en los quiere pasar más tiempo. Su médico puede preguntarle:

  • ¿Cuándo fue la primera vez que comenzó a experimentar los síntomas? 
  • ¿Qué tan grave son los síntomas? 
  • ¿Existe algo que parece mejorar los síntomas? 
  • ¿Qué parece empeorar sus síntomas? 
  • ¿Ha notado algún sangrado inusual, como menstruaciones abundantes, sangrado de las hemorroides o sangrado por la nariz? 
  • ¿Es usted vegetariano? 
  • ¿Ha donado recientemente sangre más de una vez?

Pruebas y diagnósticoanalisis de sangre

Para diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede realizarle pruebas para buscar:

Tamaño y color de glóbulos rojos. Con la anemia por deficiencia de hierro, los glóbulos rojos son más pequeños y de color más pálido de lo normal.

Hematocrito. Este es el porcentaje de su volumen de sangre compuesta por glóbulos rojos. Los niveles normales están generalmente entre el 34,9 y el 44,5 por ciento de las mujeres adultas y el 38,8 al 50 por ciento de los hombres adultos. Estos valores pueden variar dependiendo de su edad.

Hemoglobina. Los niveles inferiores de hemoglobina normales indican anemia. El rango normal de hemoglobina se define generalmente como 13,5 a 17,5 gramos (g) de hemoglobina por decilitro (dl) de sangre para los hombres y 12,0 a 15,5 g / dl para las mujeres. Los rangos normales para los niños varían según la edad y el sexo.

Ferritina. Esta proteína ayuda a almacenar hierro en su cuerpo, y un bajo nivel de ferritina por lo general indica un bajo nivel de hierro almacenado.

Otros exámenes de diagnóstico

Si el análisis de sangre indica anemia por deficiencia de hierro, el médico puede ordenar exámenes adicionales para determinar la causa subyacente, como por ejemplo:

Endoscopia. Para comprobar el sangrado de una hernia de hiato, una úlcera o el estómago. En este procedimiento, un tubo delgado e iluminado equipado con una cámara de video se pasa por la garganta hasta el estómago. Esto le permite a su médico ver el esófago (el tubo que va desde la boca hasta el estómago) y el estómago para buscar fuentes de sangrado.

Colonoscopia. Para descartar fuentes intestinales de sangrado, el médico puede recomendar un procedimiento llamado colonoscopía. Un tubo delgado y flexible equipado con una cámara de vídeo se inserta en el recto y guía hasta el colon. Usted estará, por lo general, sedado durante esta prueba. La colonoscopia le permite al médico ver el interior de una parte o todo el colon y el recto en busca de hemorragias internas.

Ultrasonido. Las mujeres también pueden tener un ultrasonido pélvico para buscar la causa del exceso de sangrado menstrual, tales como los fibromas uterinos.

El médico puede ordenar estas u otras pruebas después de un período de prueba de un tratamiento con suplemento de hierro.

Tratamientos y drogas

Para tratar la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede recomendarle que tome suplementos de hierro. Su médico también tratará la causa subyacente de la deficiencia de hierro, de ser necesario.

Suplementos de hierro

El médico puede recomendarle pastillas de hierro para reponer las reservas de hierro en el cuerpo. Para mejorar las posibilidades de que su cuerpo absorba el hierro de los comprimidos, es posible que se le indique que:

Tome las pastillas de hierro con el estómago vacío. Si es posible, tómese los comprimidos de hierro con el estómago vacío. Sin embargo, como las tabletas de hierro pueden causar malestar estomacal, puede que tenga que tomar los comprimidos de hierro con las comidas.

Tome las pastillas de hierro con vitamina C. La vitamina C mejora la absorción de hierro. Su médico le puede recomendar que se tome los comprimidos de hierro con un vaso de jugo de naranja o con un suplemento de vitamina C.
Los suplementos de hierro pueden causar estreñimiento, por lo que su médico también puede recomendarle un laxante. El hierro puede convertir sus heces negras, un efecto secundario inofensivo.

La deficiencia de hierro no se puede corregir de la noche a la mañana. Es posible que necesite tomar suplementos de hierro durante varios meses o más para reponer sus reservas de hierro. Generalmente, comenzará a sentirse mejor después de una semana o más de tratamiento. Pregúntele a su médico cuándo debe regresar a comprobar y medir sus niveles de hierro.

Tratamiento de las causas subyacentes de la deficiencia de hierro

Si los suplementos de hierro no aumentan los niveles de hierro en sangre, es probable que la anemia se deba a una fuente de sangrado, o un problema en la absorción de hierro que su médico tendrá que investigar y tratar. Dependiendo de la causa, el tratamiento de la deficiencia de hierro puede incluir:

  • Medicamentos, como anticonceptivos orales para aligerar el flujo menstrual abundante
  • Antibióticos y otros medicamentos para tratar las úlceras pépticas 
  • Cirugía para extirpar un pólipo sangrante, tumor o un fibroma

Si la anemia por deficiencia de hierro es grave, las transfusiones de sangre pueden ayudar a reemplazar el hierro y la hemoglobina rápidamente.

Prevención

Usted puede reducir su riesgo de anemia por deficiencia de hierro mediante la elección de alimentos ricos en hierro.

Elija alimentos ricos en hierro. Los alimentos ricos en hierro incluyen:

  • Frijoles 
  • Verduras de hoja verde, como espinacas 
  • Frutas secas, como pasas y albaricoques 
  • Huevos 
  • Cereales fortificados con hierro, panes y pastas 
  • Guisantes 
  • Carne de cerdo 
  • Aves 
  • La carne roja 
  • Mariscos

Su cuerpo absorbe más hierro de la carne de lo que lo hace de otras fuentes. Si decide no comer carne, puede que tenga que aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro de origen vegetal para absorber la misma cantidad de hierro.

Elija alimentos que contienen vitamina C para mejorar la absorción del hierro. Puedes aumentar la absorción de hierro de su cuerpo bebiendo el jugo de cítricos, o alimentándose de otros alimentos ricos en vitamina C, al mismo tiempo que comes alimentos ricos en hierro. La vitamina C en zumos de cítricos, como el jugo de naranja, le ayuda al cuerpo a absorber mejor el hierro dietético.

La vitamina C también se encuentra en:

  • Brócoli 
  • La toronja 
  • Kiwi 
  • Verduras de hoja verde 
  • Los mangos 
  • Melones 
  • Naranjas 
  • Peppers 
  • Fresas 
  • Tomates

Prevención de la anemia por deficiencia de hierro en bebés

Para prevenir la anemia por deficiencia de hierro en bebés, alimente a su bebé con leche materna o fórmula fortificada con hierro durante el primer año. La leche de vaca no es una buena fuente de hierro para los bebés y no se recomienda para niños menores de un año. El hierro de la leche materna se absorbe más fácilmente que el hierro que se encuentra en la fórmula.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:
  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.