Ferritina alta

Los altos niveles de ferritina indican  altos niveles del compuesto que el cuerpo utiliza para almacenar el hierro en sus tejidos,  de manera que este último se encuentre disponible para cuando sea necesario, la ferritina. El médico puede ordenarle realizarse un examen de sangre para verificar los niveles de este compuesto,  si sospecha que puedes tener un trastorno relacionado con niveles de ferritina anormales. El examen puede incluir la evaluación de otros compuestos,  proporcionándole una imagen completa de la salud del paciente.


Causas de la ferritina alta

La predisposición genética es la razón fundamental detrás de la condición de los niveles altos de ferritina en el cuerpo, sin embargo, también puede ocurrir debido a varios otros factores no genéticos. Las causas no genéticas incluyen trastornos de la sangre, hepatitis crónica, ingesta excesiva de hierro y la terapia de transfusión crónica. Los altos niveles de ferritina además pueden ser uno de los síntomas de varias enfermedades como son; la enfermedad hepática alcohólica, anemia megaloblástica, linfoma de Hodgkin, anemia hemolítica, hemocromatosis, etc.

ferritinaLa hemocromatosis es una enfermedad que causa drásticas elevaciones de la ferritina. Los pacientes con esta enfermedad genética no son capaces de eliminar el hierro de sus cuerpos, y durante toda su vida construyen más y más hierro, cuando llegan a la edad media, este exceso de hierro puede causarles diabetes, problemas con la función hepática, y una coloración parda de la piel. Los pacientes que reciben muchas transfusiones de sangre a través del curso de sus vidas, por ejemplo, los que tienen una condición conocida como talasemia, pueden también almacenar exceso de hierro.

A veces, los pacientes con ciertos tipos de cáncer tendrán altos niveles en la prueba de ferritina. Las enfermedades malignas como la leucemia y el linfoma pueden estar asociados con los altos niveles de esta proteína. En este caso, los niveles de ferritina son altos pues las células cancerosas pueden producir esta proteína.

Muchas veces los niveles elevados en la prueba de ferritina pueden señalar la presencia de inflamación en el cuerpo. La proteína se considera un reactivo de fase aguda, lo que significa que sus niveles se elevan cuando el cuerpo está combatiendo un factor de estrés. Algunos investigadores sugieren que los niveles de ferritina se levantan cuando los pacientes tratan de luchar contra las bacterias,  evitando que estas últimas usen el hierro del cuerpo. Las condiciones inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide, también están asociadas con las elevaciones en los niveles de ferritina.

Síntomas de la ferritina alta

En la etapa inicial, los síntomas de los altos niveles de ferritina generalmente pasan desapercibidos, sin embargo hay algunos síntomas que son identificables con el paso del tiempo. Los altos niveles de ferritina dan lugar a numerosos síntomas incómodos. Esto conduce a la deposición de hierro en el cuerpo, especialmente en las articulaciones, como resultado, el paciente sufre de dolor en todo el cuerpo, especialmente en las articulaciones. Los elevados niveles en sangre de ferritina provocan el oscurecimiento de la piel. Otros signos y síntomas incluyen letargo, fatiga, dolor en el abdomen, y diversos problemas cardiacos. La deposición de hierro puede conducir a daños en los órganos. Las mujeres pierden hierro o ferritina través de la pérdida de sangre durante la menstruación, esto las salva del peligro de daño en los órganos, en cierta medida.

Análisis de ferritina alta

El alto nivel de ferritina en el organismo se diagnostica mediante dos análisis de sangre simples y de bajo costo. Estos son el de saturación de transferrina y la ferritina sérica. Estos dos análisis de sangre se deben realizar en ayuno. Estas pruebas generalmente son ordenadas pues el nivel de ferritina en sangre está directamente relacionado con la cantidad de hierro presente en la sangre. Si estas pruebas muestran altos niveles de hierro, a continuación, se realizan otras pruebas de sangre, como la de la capacidad total de fijación de hierro (TIBC) y la de capacidad de unión a hierro no saturado (CLF).

No debe tomar suplementos de hierro durante 12 horas, o suplementos de vitamina B12 durante 48 horas antes de la extracción de sangre para un análisis de ferritina. Además, lo mejor será realizar la extracción de sangre por la mañana, ya que los niveles de hierro cambian a lo largo del día, siendo más altos justo después de despertar.

Tratamiento para la ferritina alta

El tratamiento para los altos niveles de ferritina tiene por objetivo reducir sus niveles y llevarlos a la normalidad. Una forma de hacer esto es mediante la flebotomía terapéutica, un procedimiento que consiste en la extracción de sangre del cuerpo, por lo general, una o dos veces a la semana. El paciente necesitará someterse a la flebotomía terapéutica una vez por semana,  hasta que el exceso de ferritina o hierro se haya eliminado de su cuerpo. El nivel de ferritina en la sangre debe ser continuamente controlado durante todo el tratamiento, la duración y frecuencia del tratamiento depende del sexo, edad, motivo de diagnóstico y la gravedad de los síntomas. Una vez que se hayan alcanzado niveles óptimos de ferritina, las sesiones de extracción se reducen a 2-3 veces al año. La frecuencia se determina de acuerdo a los síntomas, niveles de ferritina sérica y la hemoglobina del paciente.

La ingesta de quelatos también puede ayudar. La quelación es el proceso de eliminación de un metal pesado de la corriente sanguínea. Los quelatos se unen al metal en exceso en la sangre y ayudan en su eliminación. El ácido fítico (presente en el casco de las nueces y semillas), los aminoácidos naturales y el ácido etilendiaminotetraacético (EDTA) son buenos quelatos. Sin embargo, la ingesta de quelatos debe realizarse solo después de consultar a un médico, y el proceso debe ser cuidadosamente supervisado, pues estos quelatos también se unen con otros metales como el zinc, y minerales como el calcio, y la ingesta excesiva pueden dar lugar a su deficiencia.

El siguiente paso, por supuesto, es la reducción de la ingesta de alimentos ricos en hierro, como la espinaca, los frijoles, la carne roja, pasas, melocotones, albaricoques, etc. Además, dejar de tomar suplementos que contengan hierro.

Si no se ha desarrollado ningún daño orgánico debido a los altos niveles de ferritina, se puede llevar una vida saludable después de someterse a una flebotomía terapéutica exitosa. En caso de que el paciente posea alguno de sus órganos dañados, puede restringir la evolución de los niveles de ferritina, esto le ahorrará un mayor daño de órganos, también se dará cuenta de la reducción de los síntomas y el malestar. No se auto medique en caso de altos niveles de ferritina, siempre consulte a su médico y siga estrictamente las instrucciones y recomendaciones que imparta. Esto, sin duda, mejorará su esperanza de vida.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.