¿Cuáles son los valores normales de la ferritina?

La ferritina es la proteína que se encarga de almacenar el hierro en las células para que luego pueda ser utilizado por nuestro organismo. También tiene otra función muy importante, y es que la ferritina contribuye a la producción de los glóbulos rojos. Los niveles de ferritina en sangre varian dependiendo de ciertos factores, de ahí que una persona pueda tener valores normales, valores altos o valores bajos.

En ocasiones el médico puede sugerir que un paciente reciba exámenes de sangre cada cierto tiempo para comprobar si tiene valores adecuados de ferritina, o si no son normales.

Ferritina: valores de referencia

Cuando se trata de la ferritina, los valores normales dependen de la edad y el sexo de la persona. Teniendo esto en cuenta, se considera que:

  • Valor normal de ferritina en hombres: 12-300 ng/mL (nanogramos por mililitro).
  • Valor normal de ferritina en mujeres: 12-200 ng/mL. Estos niveles disminuyen considerablemente durante el embarazo y suelen aumentar durante la menopausia, alcanzando los 300-400 ng/mL.
  •  Los bebés recién nacidos poseen un nivel muy elevado de ferritina, rondando los 400-600 ng/mL.

Si el valor de ferritina de una persona está por debajo del rango promedio, o cercano a este, significa que necesita normalizar sus niveles mediante el consumo de alimentos ricos en hierro, o simplemente con un suplemento de hierro. En caso de que los resultados de la ferritina estén alterados es muy importante consultar al médico. De ser posible se recomienda repetir el examen en otro laboratorio para comparar ambas mediciones.

Quiz: ¿Qué sabes sobre la sangre?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre la sangre que corre por tus venas.
> Sí, quiero saber >

Ver además: Sobre el hierro en la dieta 

 Ferritina Alterada: ¿a qué se debe?

  • Si la ferritina está más alta de lo normal: puede observarse en personas que tienen un exceso de hierro en la sangre, que padecen algún trastorno inflamatorio, enfermedades hepáticas, leucemia, hemocromatosis, que han recibido una transfusión repetitiva de concentrado de eritrocitos, entre otras causas. Leer más en: Ferritina alta
  • Si la ferritina está más baja de lo normal: se observa en mujeres con sangrado menstrual abundante, personas que padecen de anemia ferropénica o sangrado del tubo digestivo, que se han sometido a un proceso de diálisis, que realizan donaciones de sangre muy frecuentes o practican ejercicio corporal intenso, entre otras. Leer más en: Ferritina baja

¿Cómo mantener niveles normales de ferritina en tu cuerpo?

Las personas que tengan valores bajos de ferritina deben aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro y proteínas, por ejemplo el pescado, la carne, los huevos, los vegetales de hojas verdes, las legumbres y los cereales. Se recomienda incluir siempre una fuente de vitamina C para favorecer el proceso de fijación del hierro a la sangre. También se puede valorar el uso de un suplemento que aporte dicho mineral.

Aquellos que presenten niveles elevados de ferritina deben seguir un plan contrario al anterior, ya que necesitan disminuir la cantidad de hierro, en lugar de aumentarla. Es importante disminuir el consumo de alimentos altos en hierro, evitando la carne roja, los mariscos, el hígado, huevos, frutos secos, lentejas, etc.

En ambos casos un médico debe analizar si existe alguna causa de salud subyacente que pueda estar alterando los valores normales de ferritina. De ser así, estos niveles no volverán a la normalidad hasta que dicha causa sea tratada y corregida.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.