¿Cómo la deficiencia de hierro es la causa de tus dolores musculares?

La deficiencia de hierro es una de las carencias dietéticas más comunes en el mundo. Las mejores fuentes de hierro son los productos de origen animal, que contienen hierro hemo, las fuentes vegetales contienen hierro no hemo, que es más difícil de absorber por nuestro cuerpo. Sin embargo, la mala absorción es sólo una de las causas de la deficiencia de hierro, que puede conducir a una forma de anemia (anemia ferropénica) y una variedad de síntomas, incluyendo dolores musculares o mialgia.

La anemia ferropénica provoca una reducción en los niveles de glóbulos rojos y por consecuente, del oxígeno en el cuerpo. Cuando el suministro de hierro es bajo, nuestro cuerpo comienza a usar sus reservas de hierro y a reducir la producción de glóbulos rojos. Estas células, a su vez contienen menos hemoglobina, una proteína rica en hierro que transporta el oxígeno desde los pulmones al resto de nuestro organismo.

Las mujeres, los niños pequeños y los bebés corren un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro. Los síntomas comunes incluyen fatiga, dificultad para respirar y un mayor riesgo de infecciones. Sin embargo, en el momento en que comiences a experimentar síntomas, es probable que la deficiencia de hierro sea severa. Las causas comunes de esta condición incluyen la dieta pobre, la mala absorción de hierro o la pérdida de sangre.

Dolor muscular y deficiencia de hierro

En algunos casos, las personas que sufren de deficiencia de hierro experimentan mialgia en sus músculos. El dolor es el resultado de la falta de oxígeno en los músculos. Además, los glóbulos rojos son los encargados de eliminar el dióxido de carbono y los productos de desecho de los músculos, cuando los glóbulos rojos son bajos, las toxinas se acumulan, lo que también puede contribuir al dolor muscular.

Quiz: ¿Qué sabes sobre la sangre?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre la sangre que corre por tus venas.
> Sí, quiero saber >

¿Cómo se trata este tipo de mialgia?

El tratamiento dependerá de la gravedad de la anemia ferropénica, por lo que es fundamental que consulte a un médico para lograr un diagnóstico.

Posibles remedios incluyen la adición de alimentos ricos en hierro a la dieta, como la carne roja, huevos y productos lácteos, y tomar suplementos de hierro. Además, los masajes de tejidos profundos pueden ayudar a aumentar la circulación sanguínea, reducir la acumulación de toxinas y calmar el dolor muscular. Si es la pérdida de sangre la culpable de esta condición, el médico puede recomendar un medicamento o cirugía para detenerla.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "El hierro: un nutriente esencial. Guías de suplementación contra la anemia", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre las importantes funciones del hierro en el organismo.
  • Comprender la relación que existe entre la deficiencia de hierro y la anemia.
  • Obtener recomendaciones claras y oportunas para el buen uso de los suplementos de hierro.
  • Aprender más acerca de la prevención y el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.